■ Los diez primeros años en los que la esposa se dedicó a la familia justifican la pensión compensatoria

A pesar de que en el momento en el que se tramita el procedimiento de divorcio la esposa está trabajando se considera que es motivo determinante para otorgar la pensión compensatoria esos años iniciales en los que dejó su trabajo para atender a la familia.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUM. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.