■ Con 12 años no se puede decidir si quiere ver o no al padre

La voluntad del menor que tiene actualmente 12 años no puede impedir la fijación de un régimen de visitas con el padre, máxime cuando los informes psicosociales ponen de manifiesto la negativa influencia de la madre y abuela materna a la relación paterno filial. Tampoco es obstáculo que el régimen de visitas iniciado con anterioridad no diese el resultado apetecido.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUM. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.