■ El consumo de hachis impide ampliar las visitas

El padre ha reconocido que consume hachis y ante este hábito es desaconsejable la ampliación del régimen de visitas pues supone un comportamiento paterno poco ejemplar para un menor que corre el riesgo de inhalar a través de humo vertido tales sustancias, o de aprender desde pequeño un hábito contrario a su salud y a su correcto desarrollo físico y psicológico, y además resulta evidente que en mayor o menor medida este consumo afecta a las capacidades mentales y físicas y ello con las repercusiones que puede conllevar en el adecuado desempeño de los múltiples cuidados y atenciones de toda índole que requiere el menor dada su corta edad.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUM. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.