■ En la pareja de hecho, el dinero no es de los dos

No puede considerarse que existiese una comunidad entre los integrantes de una pareja de hecho, aunque posteriormente contrajesen matrimonio, y por tanto se condena a la demandada a abonar al actor la mitad de la cantidad que se abonó para la compra de un inmueble y que procedía de una cuenta bancaria en la que el actor realizó todos los ingresos. No cabe tampoco compensación que solicita la demandada por el trabajo realizado sin remuneración para una empresa del grupo familiar del actor.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUM. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.