■ El padre se queda sin ver a los hijos y además le suben la pensión

La no aceptación por los hijos del régimen de estancia pactado entre los progenitores (en el momento de la sentencia de mutuo acuerdo el hijo tenía 16 años y la hija 15 años), puede constituir una modificación de las circunstancias, que puede ser planteada incluso, como es en este caso, pasados escasos 9 meses desde que se dictó la sentencia de mutuo acuerdo. La reducción de las estancias de los hijos con el progenitor no custodio justifica un aumento de la pensión alimenticia al incrementarse los gastos del progenitor custodio.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUM. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.