■ Por vía del 158 del CC se ordena a la madre a que retorne a la hija al domicilio familiar

Tras ser emplazada en el divorcio, la madre cambió unilateralmente de dominio junto a la menor, y el Juzgado ordenó a la madre a que en el plazo de tres días, reintegre a la menor en el domicilio familiar donde venía residiendo con su padre, con el apercibimiento expreso de incurrir en delito de desobediencia, para el caso de que no reintegre a la menor en dicho plazo.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUM. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.