Condena por simular la boda entre una mujer y su pareja una vez él ya había muerto

La Audiencia de Barcelona condena al exrector de una parroquia y a una feligresa por simular un falso matrimonio

El tribunal también ha condenado la hija de la novia, a un año y medio de cárcel y una multa de 540 euros como cooperadora necesaria para la falsedad documental ya que firmó como testigo en el falso expediente matrimonial

La sección 10ª de la Audiencia de Barcelona ha condenado a tres años de cárcel y 1.080 euros de multa al exrector de la parroquia por simular la boda entre una mujer y su pareja una vez él ya había muerto para que ella pudiera beneficiarse de la herencia valorada en casi medio millón de euros. El tribunal también ha condenado la hija de la novia, a un año y medio de cárcel y una multa de 540 euros como cooperadora necesaria para la falsedad documental ya que firmó como testigo en el falso expediente matrimonial.

Además, los dos condenados deberán indemnizar con 203.934 euros los sobrinos del hombre de forma solidaria. El Obispado de Vic deberá responder como responsable civil subsidiario. Aparte de la multa y la condena a prisión, el tribunal ha inhabilitado los condenados por ejercer funciones en documentos y actos que puedan tener efectos en el estado de las personas o en el orden civil.

Autor: Comunicación Poder Judicial